Contacto
logo
Senado de la República

Una Adecuada cadena de custodia

M. en D. Rosa Alba Gaspar Ferreira

Morelia Michoacán a 30 de Julio 2018

Resumen

Considero que a través del presente tema se puede aportar a la comunidad jurídica un aspecto
documental y doctrinario suficiente para que se visualice la cadena de custodia y no se permita que la trilogía investigadora, en el proceso de investigación, vulnere los derechos humanos del imputado en la obtención de pruebas al dañar la Cadena de Custodia, lo cual pone a la vista el deficiente trabajo de la trilogía investigadora en la obtención de datos de prueba. Lo anterior para evitar que personas que cometieron un acto que la ley califique como delito, puedan salir por una deficiente investigación de cadena de custodia. O bien, que no pueda ser incorporada una evidencia física o material por una deficiente recolección o daño de cadena de custodia. Pero en ese andar, se lesionan derechos humanos del imputado, se le priva de un debido proceso penal, lo que torna inconvencional lo señalado en el artículo 228 segundo párrafo del Código Nacional. Ése es el propósito del presente trabajo, poner énfasis en esa violación de derechos humanos, no debiendo transgredirse esos derechos en aras de que una persona pueda ser dejada libre por una deficiente cadena de custodia y por no encontrarse reglamentada en su totalidad, lo que ocasiona una serie de corrupciones al dejar al fiscal, policía y peritos la opción de que se recolecte, obtenga o dañe cualquier dato de prueba y no pierda su valor por ese daño. Con dicha facultad es incuestionable que esa trilogía va a seguir haciendo lo que hacía en el sistema tradicional: una deficiente investigación.

El artículo no pretende dar respuesta a las problemáticas que aborda; su propósito fundamental es contribuir sobre los errores que actualmente comete la trilogía investigadora al recolectar los indicios, evidencia, objetos e instrumentos, producto del hecho que la ley señala como delito.

Palabras clave: delito, pruebas, indicios, custodia, peritos.

Abstract

I believe that through the present topic, sufficient documentary and doctrinal aspects can be contributed to the legal community so that the chain of custody is visualized, and it does not allow the investigative trilogy in the investigation process to violate the human rights of the imputed in obtaining evidence, by damaging the reference to the Chain of Custody, which shows the poor work of the research trilogy in obtaining proof data. The above to prevent people who committed an act that the law qualifies as a crime, from being set free, because of a deficient chain of custody investigation. Or, that physical or material evidence cannot be incorporated due to poor collection or chain of custody damage. But in this way, the human rights of the accused are injured; he is deprived of a criminal due process, which makes the provisions of article 228 second paragraph of the National Code unconventional. That is the purpose of this work, to emphasize that violation of human rights, not to transgress those rights in order that a person can be left free due to a poor chain of custody that is not being fully regulated, which causes a series of corruptions by leaving the prosecutor, police and experts the option of collecting, obtaining or damaging any evidence without it losing its value. With this faculty, it is unquestionable that this trilogy will continue to do what the traditional system did: a poor investigation.

This article does not intend to respond to the problems it addresses; its fundamental purpose is to contribute to the errors that the investigative trilogy currently commits when collecting the proof, evidence, objects, and instruments, products of the act that the law designates as a crime.

Key Words: crime, proof, evidence, custody, experts.

Este tema que a continuación abordaré habla sobre lo que es “LA CADENA DE CUSTODIA”; Con los cambios que día a día se van suscitando en nuestra sociedad, es de vital importancia actualizar nuestro sistema de justicia penal, es por ello que nuestra Carta Magna se reformó, dicha reforma obedeció a diversos reclamos de la sociedad de entre los cuales uno de los que considero de mayor importancia lo es la falta de credibilidad y confianza que tiene la sociedad respecto a las instituciones que conforman la seguridad pública, así como al poder judicial.

Por lo tanto se pretende devolver a la ciudadanía la confianza en sus instituciones jurídicas, así como la seguridad en sus trámites a la par de todos sus derechos y prerrogativas de las cuales deben de gozar de acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con esta reforma que se dio el 18 de Junio del año 2008, se reformaron diversos artículos de la Constitución Política, lo anterior en aras de implementar un nuevo sistema de justicia penal; los artículos que más se reformaron son los siguientes: 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 73, 115, y 123, estas reformas se llevaron a cabo para poder facultar al Congreso de la Unión, para que Legislara en materia Federal en cuanto a la creación de un Código Nacional de Procedimientos Penales, el cual nace a la vida jurídica el 5 de Marzo del año 2014. Con este nuevo Código de Procedimientos Penales, y con las Reformas Constitucionales se han incorporado una serie de nuevas instituciones no vistas, ni manejadas, por el antiguo Sistema de Justicia Penal Mexicano, de entre dichas figuras se encuentran como figuras novedosas EL JUICIO ORAL Y LA CADENA DE CUSTODIA.

Por lo consiguiente nos enfocaremos en la figura de La Cadena de Custodia y las posibles consecuencias de su Inobservancia.

Se entiende por Cadena de Custodia

“es el sistema de control y registro que se aplica al indicio, evidencia, objeto, instrumento, o producto del hecho delictivo, desde su localización, descubrimiento o aportación, en el lugar de los hechos o hallazgo, hasta que la Autoridad competente ordene su conclusión” 1

“El procedimiento de control que se aplica al indicio material, ya sea vestigio, huella, medio de comisión, objeto material o producto relacionado con el delito, desde la localización por parte de una autoridad, policía o Agente del Ministerio Publico, hasta que la autoridad competente ordene su conclusión, según, se trate de la averiguación previa o el proceso penal” 2

Dentro de los propósitos de Cadena de Custodia podemos mencionar a los siguientes: Evitar que la evidencia física material sea dañada, contaminada, destruida, alterada o sustituida, así como verificar la Autenticidad de los indicios, para tal fin se tiene que tener en cuenta los siguientes factores la Identidad, la Integridad, la Preservación, la Seguridad, el Almacenamiento, la Continuidad y el registro; todo esto bajo los principios de Control, Preservación, Seguridad, Mínima Intervención, Descripción Detallada; Por lo tanto podemos decir que la Cadena de Custodia comienza o da inició con el funcionario público que arriba al lugar de los hechos o del hallazgo, la cual es rigurosa y se extiende desde esos lugares hasta su reconocimiento en juicio abierto por la persona que recolectó los indicios, material probatorio, evidencias, etc… La ruptura de Cadena de Custodia supone la pérdida de elementos o muestras básicas para la investigación y puede generar la condena de un inocente o la absolución de un culpable, por lo tanto en cuanto a lo referente a la Inobservancia de esta Cadena de Custodia, quiero poner en evidencia el error que se cometió o en que se incurrió en la redacción del artículo 228 párrafo segundo del Código Nacional de Procedimientos Penales, dicho artículo en el mencionado párrafo señala en forma literal

“Cuando durante el procedimiento de Cadena de Custodia los indicios, huellas o vestigios del hecho delictivo, así como los instrumentos, objetos o productos del delito se alteren NO perderán su valor probatorio, a menos que la Autoridad competente verifique que han sido modificados de tal forma que hayan perdido su eficacia para acreditar el hecho o circunstancia de que se trata. Los indicios, huellas o vestigios del hecho delictivo, así como los instrumentos, objetos o productos del delito, deberán concatenarse con otros medios probatorios para tal fin. Lo anterior con independencia de la responsabilidad en que pudieran incurrir los servidores públicos por la Inobservancia de este procedimiento”3

Lo anterior presenta un verdadero problema porque nos encontramos en presencia de un sistema de corte acusatorio que es eminentemente garantista; ante ello resulta que todos y cada uno de los operadores del sistema deberán realizar su propia y muy particular función; como son el Fiscal realizar la función de acusador, el Policía y el Perito de investigar, el Defensor a defender, el Juzgador a decidir, ese sería el rol de cada uno de los operadores del sistema por lo consiguiente la Cadena de Custodia es un método diseñado para controlar la confiabilidad de la prueba, que permite demostrar que el intercambio de evidencia ocurrió realmente en el momento del hecho; por lo tanto esta debe garantizar la pureza de la evidencia desde el momento mismo de la recolección.

En el caso concreto y particular si la norma nos señala que no obstante que la Trilogía investigadora no realice bien la Cadena de Custodia las evidencias físicas o materiales no perderán su valor; con lo anterior provocamos que con la protección de esa norma nos está diciendo que no pasa nada ya que la evidencia dañada no perderá su valor.

Aquí la pregunta sería ¿De qué sirven los Protocolos de Estambul 4 y de Minnesota 5, y los acuerdos emitidos por las Autoridades de Procuración de Justicia ? Si existe un artículo contrario en el Código Nacional de Procedimientos Penales, que solapa la deficiente obtención de pruebas por parte de la Trilogía Investigadora; Eso es pues el propósito del presente tema, de poner énfasis en la investigación de Derechos Humanos.

BIBLIOGRAFÍA

CARBONELL. Miguel Bases Constitucionales de la Reforma Penal. Universidad Nacional Autónoma de México e Instituto de Investigaciones Jurídicas. Primera edición. México 2010.

ROMERO GUERRA, Ana Pamela. La Prueba Pericial en el Sistema Acusatorio. Editorial Porrúa. Primera Edición México 2006

SANDOVAL DELGADO, Emiliano. Medios de Prueba en el Proceso Penal. Editorial

SANCHEZ GONZALEZ, M Diana, Cadena de Custodia.

CIBERNETICAS:

http//es.scribd.com/doc/6760010/Cadena-de-Custodia.20/04/2011.12:32.

ENCICLOPEDIAS:

Enciclopedia Mexicana. Instituto de investigación Jurídica. Editorial Porrúa. Segunda edición México 2004

LEGISLACIÓN:

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Código Nacional de Procedimientos Penales

Acuerdo A/002/2010, Acuerdo A/0078/2012, Acuerdo 009/2015

Protocolo de Estambul, Protocolo de Minnesota

1Artículo 227 del Código Nacional de Procedimientos Penales
2ACUERDO número A/002/10 mediante el cual se establecen los lineamientos que deberán observar todos los servidores públicos para la debida preservación y procesamiento del lugar de los hechos o del hallazgo y de los indicios, huellas o vestigios del hecho delictuoso, así como de los instrumentos, objetos o productos del delito. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de febrero del 2010.
3artículo 228 párrafo segundo del Código Nacional de Procedimientos Penales.
4Manual para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Presentado a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos el 9 de agosto de 1999.
5Protocolo de Minnesota (1991) para exhumación de fosas comunes: Manual de las Naciones Unidas sobre la prevención e investigación eficaces de las ejecuciones extrajudiciales, arbitrarias o sumarias (E/ST/CSDHA/.12). Es un Manual sobre la prevención y la investigación de ejecuciones sumarias, extrajudiciales y arbitrarias, elaborado con la asesoría legal de Advocates for Human Rights. Fue adoptado por el Consejo Económico y Social de la ONU en su resolución 1989/65 (24/5/1989) y es un modelo internacionalmente aceptado para las exhumaciones de fosas comunes en cualquier lugar del mundo.
6Los diversos protocolos de actuación conocidos como: el acuerdo A/002/2010, el acuerdo A /078/2012 y el acuerdo más reciente identificado como el 009/2015. Todos y cada uno de dichos protocolos refieren la actuación de los policías que llegan al lugar de los hechos o al lugar del hallazgo, siendo su obligación primordial el de preservación, fijación, recolección y embalaje de indicios, formando parte todo lo anterior de lo que es la cadena de custodia.acuerdo a/002/2010 Dicho acuerdo es de fecha 3 de febrero del 2010, en el cual se precisan diversos conceptos para un mejor entendimiento de lo que es la cadena de custodia; sus registros los cuales deben estar perfectamente señalados por el oficial de policía que llegue al lugar de los hechos en algo que se llama registro de cadena de custodia. Este registro de cadena de custodia debe constar en diferentes formatos que el policía debe llenar, sobre todo los espacios en blanco, de ahí que se pugna porque exista un informe policial homologado en. .. En dicho acuerdo se señala que, los policías o servidores públicos que lleguen primero al lugar de los hechos y/o hallazgo, tiene como objetivo la protección y preservación de ese lugar, y evitar toda alteración posible que pueda desvirtuar o dificultar la labor del especialista; así como, que todo indicio conserve su situación, posición, estado original tal y como lo dejó el infractor al abandonar el lugar, permitiendo al especialista reconstruir los hechos e identificar al sujeto activo; determinar el área que será aislada y acordonada utilizando barrera física (cuerdas, cintas, barricadas, vehículos oficiales, etc.). Si el hecho presuntamente delictuoso se ha cometido en lugar cerrado, todas las vías de acceso, puertas y ventanas, serán protegidas y vigiladas. Si el lugar es abierto, establecer dos cinturones de seguridad.

Este acuerdo impide que las policía y peritos sean autónomos, ya que los subordinan al control y vigilancia del fiscal, lo que limita su actuación.

Por su parte el artículo cuadragésimo sexto señala que: “La inobservancia del presente Acuerdo por parte de los servidores públicos de la Institución los hará acreedores a las sanciones que establece la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, la Ley Federal de responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y demás disposiciones aplicables, sin perjuicio de la responsabilidad penal a que haya lugar”. Omitiendo precisar que dicha cadena de custodia no debe ser dañada, o que dicho daño traerá como consecuencia que dicho indicio o evidencia no pueda ser incorporado o valorado por un órgano jurisdiccional.

Acuerdo A/078/2012, el presente acuerdo adolece de muchos vicios. Empezando por que nunca se actualizó, sobre todo al no ponerlo en concordancia con la reforma del 2008 tocante al sistema acusatorio, ya que hablan de términos utilizados en el sistema mixto inquisitorio.

Este acuerdo A/009/15 resalta la necesidad de desarrollar las actividades relacionadas con la documentación del indicio o elemento material probatorio a través del procedimiento de cadena de custodia que garantice su integridad, mismidad y autenticidad. Asimismo fortalezca los conocimientos y las habilidades de los servidores públicos, y que, sobre todo, genera las bases para la estandarización de las actividades que garantizan la trazabilidad y continuidad de los indicios o elementos materiales probatorios en la cadena de custodia.

Para ello se requiere: 1)Homologar las actuaciones de la Policía y de la Coordinación General de Servicios Periciales.2)Establecer los tramos de control entre la Policía y la Coordinación General de Servicios Periciales. 3)Fortalecer la comunicación y coordinación entre los intervinientes. 4)Aplicar las técnicas de protección y/o preservación adecuadas desde la localización hasta el destino final de los indicios o elementos materiales probatorios. 5)Determinar las actividades y responsabilidades de los intervinientes. 6)Determinar el proceso de documentación de las actividades de los intervinientes.

Pero curiosamente, dicho acuerdo omite señalar lo referente a cuando un indicio o evidencia ha sido dañada, si pierde o no su valor legal. Y es que, considero dicho acuerdo se respalda, deficiente y erróneamente en el artículo 227 y 228 del Código Nacional de Procedimientos Penales, siendo el último de los dispositivos mencionados, demasiado paternalista para con la trilogía investigadora, tal como se precisará más adelante.

Para cerrar el presente apartado, basta agregar que, dichos acuerdos han sido creados por la autoridad interna, como consecuencia de los protocolos internacionales como el de Estambul y Minnesota, de los cuales se desprende la obligación de los elementos policiales y de peritos, el observar una metodología correcta en el lugar de los hechos o del hallazgo para la protección de los indicios o evidencias, evitando con ello una contaminación de los mismos. Ahora falta nada más una cosa: la capacitación de esos dos operadores del sistema a fin de poder realizar en forma acertada dicha actividad.

Previous

Next

Deja tu Comentario

Tu correo no se publicará. Espacios requeridos *